PIDE CITA / SOLICITA INFORMACIÓN

    ¿Le gustaría realizar una consulta médica ON LINE?

    Deseo recibir información sobre las novedades y promociones de THIS - Tenerife Health International Services

      PIDE CITA / SOLICITA INFORMACIÓN

      ¿Le gustaría realizar una consulta médica ON LINE?

      Deseo recibir información sobre las novedades y promociones de THIS - Tenerife Health International Services

        PIDE CITA / SOLICITA INFORMACIÓN

        ¿Le gustaría realizar una consulta médica ON LINE?

        Deseo recibir información sobre las novedades y promociones de THIS - Tenerife Health International Services

        Rejuvenecimiento vaginal y vulvar con hilos tensores

        Los cambios bruscos de peso o la disminución en la producción de colágeno y estrógenos originada por el paso del tiempo puede ocasionar flacidez o aparente falta de relleno en los labios mayores de la mujer, afectando al desempeño sexual, los niveles de satisfacción y la autoestima.

        En Ginefem ofrecemos a nuestras pacientes el Tratamiento de Rejuvenecimiento vaginal y vulvar con hilos tensores para devolver el tono al tejido, regenerar el colágeno y favorecer una función más efectiva en la contracción de los tejidos de la vagina.

        • Técnica mínimamente invasiva.
        • Rápida recuperación.
        • Resultados visibles desde la primera sesión.

        ¡Pide ya tu cita a través del formulario web!

        Tratamiento con hilos tensores. ¿En qué consiste?

        ¡Pide ya tu cita!

        Empieza a mejorar tu calidad de vida

        Más información

        Los hilos APTOS Intimate son hilos reabsorbibles espiculados de policaprolactona, ácido poliláctico y ácido hialurónico que estimulan la síntesis de colágeno y elastina, así como la neoangiogénesis.

        Además de rejuvenecer la apariencia física exterior de la vulva, mejoran la fuerza de sujeción del tejido del interior de la vagina, reparándolos y rehabilitándolos.

        Este tratamiento novedoso mejora la calidad de vida de muchas mujeres, siendo la solución perfecta a diferentes problemas y molestias que aparecen en la zona íntima a lo largo de todas las etapas de la vida.

        La incontinencia urinaria, consiste en la disminución del control de la vejiga. Puede darse por diferentes motivos y en diferentes etapas de la vida, siendo más frecuente en mujeres que en hombres.

        Tipos de incontinencia:

        1. Incontinencia por esfuerzo (SUI). Es la más sufrida por las mujeres. Consiste en pérdidas de orina debidas a la realización de esfuerzos como estornudar o soltar una carcajada.
        2. Incontinencia por rebosamiento. La vejiga no consigue quedar vacía tras orinar, normalmente, a causa de una obstrucción en la uretra, problemas neurológicos, etc.
        3. Incontinencia por emergencia. Sucede cuando se crea la necesidad de acudir al baño de forma urgente e incontrolable.

        Durante el embarazo se produce un aumento de presión en la vejiga que puede producir incontinencia urinaria y un aumento de presión en la musculatura de soporte «suelo pélvico».

        Tras dar a luz se producen cambios importantes en la forma y musculatura de los genitales femeninos, tienden a debilitarse y a disminuir su laxitud.

        En la etapa de la menopausia, el síndrome genitourinario de la menopausia (SGM) produce cambios importantes a consecuencia de una disminución drástica de hormonas. El síndrome más frecuente es la atrofia vaginal producida por una disminución de la humedad y del grosor de las paredes de la vagina. Otros que pueden darse son picores vaginales, escasa lubricación y un aumento de las infecciones urinarias.

        La lubricación vaginal, permite que las paredes de la vagina estén bien hidratadas. Esto favorece tejidos más elásticos y gruesos.

        Para solucionar la sequedad vaginal es habitual el uso de lubricantes femeninos, estos alivian los síntomas en los casos de sequedad leve o moderada. Pero para ver una mejora más notable, se recomiendan los hilos Intimate de Aptos.

        Con el paso del tiempo la vulva sufre cambios en su forma y musculatura ocasionado por la disminución en la producción de colágeno. De hecho, las mujeres de 40 en adelante pueden empezar a notar pérdida de tonicidad y elasticidad vaginal.